Algunos actores y actrices cuentan con rasgos muy identificativos como por ejemplo la nariz, la boca, los ojos e incluso las piernas. Unos atributos físicos famosos que si resultasen dañados podrían hacerles perder grandes sumas de dinero. Por este motivo, muchas celebrities deciden asegurar esas partes de su cuerpo. Por ejemplo, Jennifer Aniston, cuya melena capeada se hizo muy famosa en la década de los 90 gracias a su papel de Rachel en la serie Friends, decidió asegurar su pelo por la friolera cifra de 1,5 millones de dólares. Por su lado, Linda Evans, la actriz de la serie Dinastía, también decidió ponerle un alto precio a su corte de pelo: 500.000 dólares.
Además, los actores viajan de un lado a otro dependiendo de dónde se encuentre la localización del rodaje, que a veces ocurre en varios continentes. Pero no sólo se desplazan con frecuencia, sino que también realizan escenas en las que pueden resultar heridos. Por ejemplo, Sylvester Stallone puso en peligro su vida durante la grabación de Rocky IV. Mientras se rodaba la escena de un combate, el actor le pidió al otro intérprete, Dolph Lundgren que tuviesen una pelea legítima para darle más realismo. En ella sufrió un golpe que le rompió el esternón y le dejó en cuidados intensivos durante varios días.

Seguros para proteger el cuerpo: partes más aseguradas
Los seguros para proteger partes del cuerpo suelen ser un producto muy exclusivo ofrecido por algunas aseguradoras famosas. Una de las partes del cuerpo más aseguradas por las actrices de Hollywood es el trasero. Jennifer López se aseguró las nalgas por 4’5 millones de euros mientras que Kylie Minogue se las llegó a cubrir por 3,4 millones. El pecho también es uno de los “bienes” más asegurados entre los famosos. Por ejemplo, Samantha Fox cubrió los riesgos que le pudiesen afectar por 500.000 dólares, mientras que una de las vigilantes de la playa más famosas de todos los tiempos, Pamela Anderson, se aseguró por varios millones de dólares.

Y es que se puede asegurar de todo, incluso Angelina Jolie llegó a cubrir sus labios, uno de los rasgos más característicos de la intérprete norteamericana. Mientras que Liz Taylor aseguró sus icónicos ojos color violeta en un millón de dólares. El famoso actor y coreógrafo Fred Astaire llegó a proteger sus piernas por nada más y ni nada menos que 300.000 dólares de la época y Bo Derek protegió su cuerpo completo en la década de los 80 por un millón de dólares.

Seguros de accidentes, invalidez y fallecimiento
Antes de empezar una obra de teatro, película o corto muchos actores y actrices deciden contratar un seguro de accidentes ante cualquier imprevisto que pueda causarles daños, invalidez e incluso la muerte. Este tipo de pólizas asegura el fallecimiento e invalidez permanente por accidentes de actrices y actores las 24 horas del día, durante su actividad profesional como los desplazamientos, accidentes durante los ensayo o en las actuaciones y grabaciones.